Holomega Artiflex 50 cáp.

24,95 €
ninguna

Apoyo natural para las articulaciones. 

Envío en 24-48 horas Seguimiento puntual del envío Soporte telefónico Garantía de satisfacción
Descripción

Mantenimiento y regeneración de las articulaciones, en artrosis y en traumatismos.

MEMBRANA DE HUEVO
Una empresa española, situada en Navarra, ha llevado a cabo la obtención de la membrana de huevo de forma totalmente natural, así como diversos estudios con humanos, donde el producto ha demostrado una mejora de la salud de las articulaciones (dolor de la articulación, rigidez y funcionalidad), de entre un 50-70% de mejoría en 50 días. Dicha membrana está libre de metales pesados o cualquier otro tóxico, así como de microorganismos. De su actuación a dos factores: por un lado, a la presencia de prácticamente todos los componentes de las articulaciones (más de un 25% de colágneo, más del 2% de glucosamina, más del 4% de ácido hialurónico, más del 5% de condroitín sulfato, más del 1% de lisozima, más del 1% de keratán sulfato; así como ovotransferrina, desmosina e isodesmosina) y, por otro lado, es tan eficaz debido a la gran biodisponibilidad de sus componentes al estar de forma natural todos unidos formando la estructura de la membrana de huevo y ser aportados en esta forma al organismo.

METILSULFONILMETANO (MSM)
El MSM es azufre orgánico, también llamado dimetil-sulfonil-oxígeno (DMSO2). Existe de forma natural en la leche materna, vegetales como la cebolla, girasol, lentejas, productos animales como la leche o los huevos, en el marisco, la carne, té, chocolate, café, etc.
Es un derivado azufrado que con mucha facalidad es alterado por las altas temperaturas, en la cocción de los alimentos o con los pesticidas. Por ello, se supone que no entra en nuestro organismo como debería y se sabe que con la edad va disminuyendo su concentración en el organismo. También se sabe que debe mantenerse en el organismo a un cierto nivel para llevar a cabo su función biológica. El azufre es un importante componente corporal. Tiene muchas funciones, pero entre ellas podemos destacar su relación con la síntesis de algunos aminoácidos como la metionina y la cisteína. Ambos tienen que ver con el buen estado de la piel (la queratina contiene mucha cisteína) y con el colágeno, componente importante del tejido conectivo, vital para el buen funcionamiento de las articulaciones. El azufre biológico además es un estabilizador de muchas proteínas en nuestro organismo.
Su principal vitud está relacionada con el mantenimiento sano del tejido conectivo y, por tanto, está conectado con la flexibilidad y la elasticidad de las articulaciones, tendones, ligamentos, cartílago y piel. Resumiendo, posee las siguientes propiedades: regenerador del cartílago, antiinflamatorio, analgésico, ligero vasodilatador y estabilizador de proteínas en el organismo.

ÁCIDO HIALURÓNICO
Es un componente natural en nuestro organismo, especialmente abundante en las articulaciones y la piel, formando parte de la matriz extracelular y del líquido sinovial. Es un polisacárido glicosaminoglicano. Se usa mucho es cosmética por su gran poder hidratante, moldeador del contorno facial y reductor de pliegues y surcos. También se usa en forma de infiltraciones directamente en las articulaciones en problemas traumatológicos o en artrosis diversas. Es importante en la recuperación del tejido conjuntivo como son los ligamentos, piel, tendones, etc., además de ser un factor de gran importancia para la absorción de líquidos por parte de las células. Mejora el aspecto físico de la piel. Ayuda a mejorar problemas con las articulaciones. Muy indicado en trastornos de las articulaciones en general como artrosis, ligamentos y tendones. Para mantener la salud del cabello, labios, ojos y piel.
El ácido hialurónico forma parte de la matriz extracelular, es el fluido alrededor de la mayoría de las células, juntamente con el material fibroso llamado elastina y colágeno, nutriéndolos y manteniendo nuestro organismo siempre húmedo, ayudando así a la flexibilidad de estas fibras. También le proporciona una acción de transporte de nutrientes a las estructuras ligamentosas y eliminación de desechos.

COLÁGENO DE ORIGEN MARINO
El colágeno de origen marino es especialmente, dada su biodisponibilidad, una molécula muy relacionada con la salud de las articulaciones y de la piel. El colágeno tipo I se encuentra en grandes cantidades en el tejido conectivo y es, precisamente este colágeno, el que aportamos. Está formado por moléculas de bajo peso molecular, con lo cual la asimilación es más potente. Contiene aminoácidos reparadores de tejidos como la glicina o la prolina. Gracias al colágeno se garantiza la elasticidad, la resistencia y la regeneración tisular. Con el paso de los años se va perdiendo el colágeno en las articulaciones y hay que aportarlo de forma externa. Este colágeno en sinergia con los otros componentes alivia el dolor y mejora la flexibilidad y elasticidad de las articulaciones. Este colágeno estimula la producción de más condrocitos, con lo que se genera colágeno tipo II, que es la base para la formación de nuevo cartílago.


N-CETIL D-GLUCOSAMINA
Es un derivado de la glucosamina, químicamente es un aminoazúcar. Forma parte de la quinina en el exoesqueleto de los artrópodos, es parte elemental del ácido hialurónico, materia prima imprescindible para la síntesis del ácido hialurónico del tejido conectivo.
Interviene en el reconocimiento celular, la adhesión celular y en la recepción de señales químicas. Está presente en la esgingosina, formando parte de la membrana plasmática. También forma parte de algunas glucoproteínas de las membranas celulares. La glucosamina y la N-acetil-glucosamina son las materias primas principales para la formación de ácido hialurónico, polímero imprescindible en la salud articular, dando viscosidad al líquido sinovial, permitiendo la lubricación. Inhibe la degradación de las células cartilaginosas. Promueve la movilidad de los coágulos, fibrinas, lípidos y depósitos de colesterol en la articulación. Reduce la inflamación de las membranas sinoviales y minimiza el dolor. Estimula la formación de fibras musculares, es decir, es un regenerador muscular. Ha sido propuesto en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes. Es de más fácil absorción que el sulfato de glucosamina. Es un componente clave del líquido sinovial y bursal y del tejido conectivo. Es requerido por los tendones y los ligamentos, es rico en condroitinas. Es un componente matriz, tipo gel entre las fibras de colágeno. Apoya el sistema inmunológico y es uno de los componentes de algunas enzimas esenciales. Es un componente de las membranas mucosas que recubren el tracto urinario, digestivo y respiratorio. Promueve el crecimiento de bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal.

VITAMINA C
Son muy conocidas las acciones de la vitamina C, entre otras muchas aquí conviene resaltar la hidroxilación de la prolina para formar hidroxiprolina, que tiene que ver con la formación de colágeno, tejido de sostén de huesos, cartílagos, piel, ligamentos y tendones.

MANGANESO Y BORO
El manganeso y el boro forman parte del metabolismo de la regeneración osteoarticular. El boro favorece la absorción del calcio, magnesio y fósforo, además de otras implicaciones a otros niveles. La deficiencia de manganeso provoca un desarrollo anormal del esqueleto en una serie de especies animales. El manganeso es el cofactor preferido de las enzimas denominadas glicosiltransferasas. Estas enzimas son necesarias para la síntesis de los proteoglicanos necesarios para la formación de cartílago y huesos sanos.

Más Información
Composición

Composición por cápsula: OVOMET® (membrana interna de huevo en polvo, 90% de proteínas, 22% colágeno)*, 150 mg; OptiMSM® (MSM (metilsulfonilmetano))*, 130 mg; bambú* extracto seco (Bambusa bambos (L.) Vass, brotes, 75% silicio), 100 mg; PeptanTM F 5000 HD (colágeno hidrolizado de pescado, 90% proteínas, peso molecular medio 5.000 Da), 50 mg; N-acetil D-glucosamina, 50 mg; ascorbato cálcico (82,62% vitamina C), 48,5 mg; hialuronato sódico (peso molecular 1.000-1.800 KDa, ≥46% ácido glucurónico), 20 mg; gluconato de manganeso (11,4% manganeso), 5,84 mg; ácido bórico (17,49% boro), 5,72 mg. Excipiente tecnológico: estearato de magnesio (antiaglomerante), c.s.
Envoltura: polisacárido de origen vegetal (pululano).

* MSM procede de USA, el bambú de India y la membrana de huevo de la UE.

Alérgenos: Contiene productos a base de huevo y pescado.

Modo de empleo

Tomar de 2 a 3 cápsulas a lo largo del día.

Complemento alimenticio a base de membrana de huevo, colágeno, N-acetil D-glucosamina, minerales, ácido hialurónico y vitamina C. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Conservar el envase bien cerrado, en lugar seco y fresco.

Presentación

Cápsulas. 

Indicaciones Articulaciones
Sistema Sistema Músculo Esquelético
Cantidad

50 cápsulas de 690 mg.

Plantas / Componentes Bambú , Membrana de huevo, Vitamina C
Áreas Hombre, Mujer
Fabricante Equisalud
Informacion Nutricional

 

 

Escribir Su propia reseña
Estás revisando:Holomega Artiflex 50 cáp.