Holokrill 60 perlas

Natursanix S.L.U Valoraciones con ekomi.es
36,28 €
ninguna

Ácidos grasos omega de origen marino. Control del colesterol y triglicéridos.

Envío en 24-48 horas Seguimiento puntual del envío Soporte telefónico Garantía de satisfacción
Descripción

Ácidos grasos omega de origen marino. Control del colesterol y triglicéridos.

Artritis, colesterol, trastornos cardiacos y enfermedades degenerativas. Preventivo de infartos y trombosis. Síndrome premenstrual y dismenorrea.

Se ha demostrado por métodos científicos que el aceite de krill posee una capacidad antioxidante 300 veces mayor que las vitaminas A y E, 48 veces superior al omega-3 extraído de los aceites de pescado y 34 veces mayor que la coenzima Q10.
Debido a su composición compleja, con aminoácidos (casi todos los esenciales), minerales (calcio, magnesio, flúor, fósforo, selenio, zinc, sodio, yodo, manganeso, cobre, potasio), vitaminas y su alto valor proteico (70% son proteínas), actúa como un excelente revitalizante metabólico.
Tiene un porcentaje de ácidos grasos saturados del 32%, monoinsaturados 30% y poliinsaturados un 38%, de los cuales está representada toda la serie omega y ácido oleico.
Dada la alimentación desequilibrada en aceites grasos, con más omega-6 que lo que conviene a la salud, parece ser que muchas enfermedades degenerativas ligadas a la inflamación pueden deberse a esta causa entre otras, por lo que pueden ser paliadas con el aporte de krill.
La gran ventaja del krill respecto a los omegas de pescado es su unión con fosfolípidos, en vez de en forma de triglicéridos como en los procedentes del pescado convencional. Esto le confiere la posibilidad de penetrar por las membranas celulares con gran eficacia biológica, ya que las membranas están compuestas principalmente por fosfolípidos, permitiendo así fácilmente el paso de estos ácidos grasos. Tanto el EPA como el DHA (los principales ácidos grasos de la serie omega) en forma de estas moléculas llamadas liposomas, son rápidamente absorbidos por las células, tanto en velocidad como en cantidad.
Otra ventaja importante del krill es la presencia de antioxidantes en este complejo biológico no aislado de antioxidantes, que hacen que sea mucho más estable y mantenga mejor su poder biológico en el tiempo. Esto es un beneficio añadido a todas las funciones orgánicas que se derivan de la ingesta de los antioxidantes. El krill contiene vitamina A y E, cantaxantina y especialmente contiene astaxantina ligada al omega-3, lo cual hace que este antioxidante sea también más biodisponible, teniendo una eficiencia biológica antioxidante o antirradicales libres unas 300 veces superior a la vitamina A o E. Este antioxidante es de tipo carotenoide, aunque con más poder que el caroteno.

Todos estos ingredientes unidos hacen de este producto del mar un nutriente de altísimo valor biológico preventivo e incluso curativo, relacionado con:

  • Un corazón saludable.
  • Reducción de los efectos nocivos de la inflamación.
  • Mejora de la concentración, memoria y aprendizaje.
  • Articulaciones sanas, menos dolor y disminución de síntomas asociados con artritis (artritis reumatoide).
  • Regulación de los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Contrarresta los efectos del envejecimiento.
  • Función y desarrollo óptimos del cerebro y del sistema nervioso.
  • Protección de las membranas celulares.
  • Mejora del nivel de colesterol y de los lípidos de la sangre.
  • Mejora el funcionamiento del hígado.
  • Alivia la dismenorrea y los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Optimiza el sistema inmune.
  • Protector de los huesos, pelo, uñas y dientes.
  • Evita la pérdida de masa ósea o descalcificación.
  • Previene el riesgo de trombosis, esclerosis o infarto.
  • Regula el estado de ánimo.
  • Mejora la salud de la piel.
  • En general, mejora la calidad de vida.

Los resultados de diversos ensayos realizados con el krill demuestran las potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de su aceite, así como su efecto regulador en la secreción de neurotransmisores, lo que hace que se emplee en problemas de salud tan diferentes.

Más Información
Composición

Composición por cápsula: Extracto lipídico del crustáceo Krill antártico* (Euphasia superba), 500 mg.

Envoltura: cápsula de gelatina blanda. Contiene: gelatina (agente de recubrimiento) y glicerina (humectante).

*El Krill se captura en el Océnao Antártico. El aceite de Krill procede de China. Las perlas se fabrican en la UE.

Alérgenos: Contiene crustáceos.

Modo de empleo

Tomar de 1 a 3 perlas al día, con la comida, o según indicación de un especialista.

Complemento alimenticio a base de aceite de Krill. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Presentación Perlas.
Indicaciones Antioxidante, Articulaciones, Artritis / Artrosis, Colesterol, Dismenorrea
Sistema Sistema Circulatorio y Cardiovascular, Sistema Hormonal y Endocrino
Cantidad 60 perlas de 744 mg.
Plantas / Componentes Aceite de Krill, Astaxantina, Colina, Omega 3, Omega 6, Omega 9, Vitamina A, Vitamina E
Áreas Hombre, Mayores, Mujer
Fabricante Equisalud