El Zen de la calle

13,00 €
ninguna
Drag queen, yonqui, alcohólico, líder de comuna y, finalmente, maestro budista: estas palabras describen la vida del protagonista de este insólito relato. “El camino de los excesos conduce al palacio de la sabiduría”. La vida de Issan Dorsey nunca fue convencional. Tras veinte años de práctica zen, se convirtió en el abad de un importante centro budista.
Envío en 24-48 horas Seguimiento puntual del envío Soporte telefónico Garantía de satisfacción
Más Información
Medidas 23 x 15
Autor DAVID SCHENEIDER
Año 2007
Editorial Ediciones i
Colección Crecimiento personal, Espiritualidad
Páginas 200 págs.
Sobre el autor David Schneider es un conocido y reputado reportero. Ha sido editor de Essential Zen. Vive en Colonia, Alemania, donde ha desempeñado durante años la labor de director de Shambhala Europa, y es un experimentado maestro de la comunidad de Shambhala Internacional. David Schneider empezó a practicar zen en 1970 y fue ordenado sacerdote zen en 1977.
Descripción
Drag queen, yonqui, alcohólico, líder de comuna y, finalmente, maestro budista: estas palabras describen la vida del protagonista de este insólito relato, cuya historia ilustra dramáticamente el conocimiento esencial de William Blake: “El camino de los excesos conduce al palacio de la sabiduría”. Desde sus días como guapísimo travestí en el San Francisco de los años 50, pasando por las experiencias con LSD que le llevaron al camino del zen durante las siguientes dos décadas, la vida de Issan Dorsey nunca fue convencional. En 1989, tras veinte años de práctica zen, se convirtió en el abad del Centro Zen de la calle Hartford de San Francisco, donde fundó el Hospicio Maitri para ayudar a pacientes con SIDA. El zen de la calle ha ganado el Premio Tricycle al mejor libro sobre budismo en América. El zen de la calle ha sido escogido como uno de los 100 mejores libros espirituales del siglo veinte por la prestigiosa revista Shambhala Sun. “Una lectura directa, sincera y muy interesante”. San Francisco Chronicle.
Escribir Su propia reseña
Estás revisando:El Zen de la calle