Todos aquellos procesos que ocurren a nivel interno en nuestro organismo y que de alguna manera no somos conscientes de ellos, producen y determinan la salud, el bienestar y envejecimiento de forma determinante a lo largo de nuestra vida.

Nuestra alimentación, nuestro entorno, el manejo de nuestras emociones y de nuestros pensamientos, así como el medio en el cual nos desarrollamos son factores que indudablemente pueden establecer nuestro equilibrio y acelerar el envejecimiento. Estos factores son determinantes en la salud del ser humano y esto ya es admitido por un amplio sector de la sociedad.

Para centrar el tema, vamos a hablar de los Radicales Libres, qué son, cómo se producen y de sus posibles consecuencias en nuestro organismo sino se combate el estrés oxidativo.

El cuerpo humano está formado por miles de millones de células. Cada célula está formada por moléculas. Las moléculas son grupos de uno o más átomos unidos por enlaces químicos. Los átomos en su núcleo están rodeados por electrones con carga negativa, estos electrones forman los enlaces químicos que componen las moléculas. Los electrones se encuentran orbitando los átomos creando el equilibrio. La naturaleza ama el equilibrio. Cuando se pierde el equilibrio porque uno o varios de sus electrones quedan desparejados se generan Radicales Libres. Los R.L. son moléculas inestables que perdieron 1 o varios electrones y son altamente reactivos. Su misión es buscar el electrón o electrones que les falta en otras moléculas para obtener su estabilidad. La molécula atacada a la cual ha robado el electrón se convierte en un R. L., y de esta forma se inicia una reacción en cadena que daña a muchas células. Empieza el daño celular, la mutación y la muerte celular.

Los procesos normales del organismo producen R. L. como en el metabolismo de los alimentos. Las calorías de los alimentos se tienen que convertir en energía para que el cuerpo pueda utilizar. La molécula de energía es el ATP, Trifosfato de Adenosina, el combustible necesario para que las células funcionen. Para formar ATP hay que descomponer el oxígeno para formar R. L. en las células, principalmente en las mitocondrias, que es la fábrica celular donde se genera constantemente ATP.

En la respiración se produce un proceso oxidativo, en el cual, la glucosa y los ácidos grasos oxidan oxígeno para producir ATP y energía creando R. L., el anión superoxido.

El Sistema Inmunológico genera R. L. una de las mejores formas de matar organismos invasores consiste en bombardear con R. L. y es así como funciona los linfocitos. La primera barrera defensiva contra los gérmenes.

También estamos expuestos a elementos del medio ambiente que generan R. L. como la polución ambiental, tabaco, radiación, aditivos químicos en alimentos procesados, pesticidas, estrés y emociones negativas.

El estrés oxidativo es causado por el desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad de nuestro sistema biológico para neutralizar rápidamente los reactivos intermedios y reparar el daño que causan.

Evidentemente tenemos mecanismos y sistemas de defensa internamente para neutralizar los R. L., éstos son los llamados ANTIOXIDANTES.

Un antioxidante es una molécula capaz de inhibir la oxidación causada por los radicales libres, cediendo electrones sin perder su equilibrio.

El oxígeno de la atmósfera, y sobre todo el sol, originan radicales libres atacando las células, precipitando el envejecimiento celular.

Una paradoja del metabolismo es que mientras la gran mayoría la vida compleja requiere oxígeno para su existencia, el oxígeno es una molécula altamente reactiva que puede dañar a los seres vivos produciendo especies reactivas del oxígeno. Por lo tanto, los organismos poseen una compleja red de metabolitos y enzimas antioxidantes que trabajan juntos para prevenir el daño oxidativo de los componentes celulares tales como en el ADN, proteínas y lípidos.

Unos actúan a nivel intracelular y otros en la membrana celular para proteger a los diferentes órganos y sistemas.

A nivel intracelular tenemos antioxidantes naturales como Catalasa, Glutatión Peroxidasa y Superoxido Dismutasa.

A nivel del plasma sanguíneo, la bilirrubina, transferrina, lactoferrina, ceruloplamina y albúmina, melatonina, estrógenos.

A través de la alimentación, minerales como selenio, germanio y zinc junto con las vitaminas C y E, flavonoides, carotonoides, licopenos, xantinas y luteínas.

Hoy se sabe que, los RADICALES LIBRES son la causa directa del envejecimiento celular de nuestro organismo en general. El Dr. Denham Harman fue el padre fundador de la teoría de los R. L. para explicar el envejecimiento.

HOLORAM AGELIFE
PRANADERM ANTIAGING
HOLOMEGA ANTIOX PLUS