Perder kilos, depurar nuestro organismo, reforzar nuestra mente… Te ayudamos a comenzar 2019 en plena forma.

Lo peor de las fiestas navideñas es la vuelta a la rutina. Después de las vacaciones y las celebraciones, es posible que necesitemos un refuerzo para superar los excesos y volver al trabajo o a las clases. Ha llegado la hora de recuperar hábitos saludables, cuidar la alimentación y focalizarnos de nuevo en nuestra salud.

Para volver a nuestro peso ideal y eliminar toxinas, hay que retomar las cinco comidas diarias. La idea no es comer mucho y luego estar muchas horas en ayuno, sino todo lo contrario: comer poco y con frecuencia, de forma sana y equilibrada. Olvidemos el picoteo entre horas y optemos por alimentos ligeros para almuerzos y meriendas, acompañados de zumos refrescantes. Ingerir mucho líquido ayuda a depurar el organismo y eliminar toxinas. Acostumbrémonos a tomar un vaso de agua nada más levantarnos y bebamos al menos dos litros de agua al día. Las infusiones pueden ser un plus agradable. Y no olvidemos hacer ejercicio con frecuencia. Gimnasio, clases de yoga o aerobic, caminar, bicicleta estática en casa… Cualquier actividad es válida, sobre todo si nos gusta; eso nos ayudará a ser constantes.

Y como dice el refrán, mens sana in corpore sano. Para cuidar la mente hay que dejar de abusar del café e incorporar a nuestra dieta alimentos frescos. Las verduras de hoja, como las espinacas, lacol rizada, la rúcula, la lechuga romana y las acelgas están llenas de vitaminas A y C, calcio, hierro y muchos fitoquímicos beneficiosos. Los huevos son una fuente básica de proteínas, de hierro y de ácidos grasos omega-3, tan saludables para el corazón. También contienen dos potentes anti-oxidantes: la luteína, beneficiosa para la vista, y la colina, que desempeña un papel importante en el desarrollo cerebral, la transmisión neuronal y la memoria. Incorporemos, además, el brécol y la coliflor, ricos en fibra vitaminas C y E. Las mujeres que consumen este tipo de vegetales crucíferos presentan un deterioro mental más lento con el paso del tiempo.

Cada día va creciendo la popularidad del krill, un crustáceo rico en proteínas y ácidos grasos omega-3. Estas grasas, especialmente las DHA y EPA, también presentes en el pescado, son vitales para potenciar el desarrollo cerebral, mejorar la función cerebral y reducir la inflamación.

En cuanto a los frutos silvestres, podemos elegir entre frambuesasarándanosfresas e incluso cerezas. Algunas investigaciones respaldan la existencia de una conexión entre los antioxidan-tes de los frutos silvestres y la mejora de la me-moria a largo plazo, una auténtica necesidad en época de exámenes.

No pueden faltar tampoco en nuestra mesa los copos de avena, que nos ayudarán a completar el desayuno con combustible para todo el día para que nuestro cerebro y metabolismo funcionen a buen ritmo. Los copos de avena se pueden combinar con fruta miel.

HOLODEPUR
ADELGAZATEA
HOLOKRILL