Los fibromas son crecimientos benignos (no cancerosos) que se desarrollan en o alrededor del útero (matriz). Y si bien no causan cáncer u otras complicaciones que amenazan la vida, en algunas mujeres ocasionan problemas de salud.

El útero está compuesto principalmente de músculo liso, y los fibromas son una proliferación de células de músculo liso junto con otras células del revestimiento del útero. Comienzan como crecimientos unicelulares luego con los años se hacen más grandes. También se les conoce como miomas uterinos, leiomiomas o fibromiomas.

Los fibromas pueden variar sustancialmente en tamaño. De acuerdo con el National Health Service en UK (NHS), algunos pueden ser del tamaño de un guisante, mientras que otros pueden crecer tan grande como un melón.

Los suplementos naturales pueden ser una útil ayuda

Una dieta sana y equilibrada con mucha fruta y verduras, hacer ejercicio regularmente y beber con moderación puede ayudar a prevenir el desarrollo de los fibromas y los síntomas que le acompañan. Pero si ya los tiene, hay varios suplementos alimenticios utilizados por los terapeutas nutricionales que pueden resultar útiles.

Multinutriente

Un suplemento de vitaminas y minerales puede ser un buen punto de partida, ya que le asegura que su cuerpo está recibiendo los nutrientes necesarios.

Vitamina A

Algunos expertos creen que estar deficientes en vitamina A podría estar vinculado con uno de los principales síntomas de los fibromas, (períodos abundantes). En un estudio, los suplementos de vitamina A redujeron el sangrado abundante menstrual un 92% en mujeres voluntarias. La vitamina A también es necesaria para la producción de células rojas de la sangre.

Vitaminas del complejo B

Varios textos también mencionan una relación entre la deficiencia de vitamina B y los períodos abundantes. En la revista Canadian Chiropractic Association, los investigadores proponen que una deficiencia de vitamina B puede reducir la capacidad del hígado para convertir los potentes estrógenos en el casi estrógeno inactivo estriol, lo que sugiere una falta de vitamina B juega un papel en el desarrollo de los fibromas. Los investigadores concluyen que tomar un suplemento de vitaminas del complejo B puede ayudar a normalizar el metabolismo de los estrógenos.

Vitamina C

El mismo artículo de la publicación Canadian Chiropractic Association describe los resultados de un estudio a pequeña escala que involucra a mujeres con menstruaciones abundantes, en los que el sangrado mejoró después de tomar suplementos de vitamina C y bioflavonoides. Tanto la vitamina C como los bioflavonoides fortalecen los vasos capilares, lo que puede explicar su ayuda en reducir el sangrado abundante.

Antocianidinas

Otro grupo de sustancias herbales que se cree que ayuda a fortalecer los vasos capilares se llaman antocianidinas. Estos pigmentos vegetales, clasificados como antioxidantes, se encuentran en las frutas de colores vivos, tales como arándanos, moras, frambuesas y uvas rojas. Se opina que las antocianidinas fortalecen los capilares y las paredes de los vasos sanguíneos mediante la reparación del colágeno en ellos.

Hierro

Está ampliamente aceptado que tener períodos abundantes conduce a la anemia por deficiencia de hierro. Pero también se cree que la deficiencia de hierro podría incluso ser una causa de menorragia. Si usted tiene períodos excesivos, es importante comer abundantes alimentos ricos en hierro o tomar un suplemento de hierro.

Zinc

Este mineral es importante para el equilibrio hormonal y puede ayudar a mantener su sistema reproductivo saludable

Aceites de pescado de alta concentración

Los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado azul, son importantes para el equilibrio hormonal y para un sistema reproductivo saludable.

Vitamina D

En un estudio de laboratorio las células HuLM se trataron con 1, 25-dihidroxivitamina D3 (Vitamina D) y la proliferación celular se ensayó mediante la técnica MTT La vitamina D inhibió el crecimiento de las células HuLM en un 47% ± 0.03 a 1 μM y en un 38% ± 0.02 a 0.1 μM en comparación con las células control a las 120 horas de tratamiento (P <0.05). Por lo tanto, la hipovitaminosis D parece ser un factor de riesgo para los fibromas uterinos.