El ayuno es una herramienta muy interesante a nivel terapéutico, con múltiples beneficios en la salud general y en patologías concretas. Cuando ayunamos nuestro organismo se limpia, elimina los desechos. Ayunar es una forma segura y eficaz de restablecer la salud, pero debe realizarse bajo un asesoramiento adecuado, ya que no está indicado para todas las personas ni se debe entrar ni salir de este programa sin una preparación previa.

BENEFICIOS DEL AYUNO TERAPÉUTICO:

El ayuno es la restricción voluntaria de la  ingesta de alimentos sólidos durante un período determinado de tiempo, que puede variar entre pocas horas (desayunamos tras un reposo digestivo nocturno de aproximadas 8 hr) o varios días seguidos.

Es un proceso natural y fisiológico del organismo, que mantienen de forma instintiva niños y animales (cuando enferman, reducen apetito y dejan de comer) y se ha contemplado en todas las culturas y prácticas religiosas a lo largo de la historia (ramadán, cuaresma…).

De forma terapéutica puede estar indicado tanto para hacer un proceso de depuración del organismo y mejorar el estado de bienestar, como para tratar una patología concreta.

Son numerosas las investigaciones que demuestran beneficios en los estados de cetosis provocados por el ayuno.

Ayunar provoca en el organismo una serie de reacciones en las que al dejar de utilizar el aparato digestivo para absorber nutrientes, éste revierte su función y comienza una serie de procesos encaminados a la excreción y eliminación de sustancias de desecho.

Durante el ayuno no se pasa hambre, al contrario de lo que se puede pensar. El organismo dispondrá de sus propias reservas para saciarse. Tampoco se producen carencias nutritivas esenciales ya que nuestro cuerpo los tiene en reserva. Lo que hace el organismo es movilizarlos para reutilizarlos.

*Clínica Medicina Integrativa de Madrid