El estrés, la ansiedad o los malos hábitos alimenticios pueden provocar alteraciones en nuestro ritmo de sueño.

Estos trastornos del sueño pueden ser perjudiciales para nuestra salud física y mental y afectar a nuestra calidad de vida, sobre todo si se alarga en el tiempo. Por ello, es importante detectarlo a través de diversas señales de alarma para así poder realizar un diagnóstico temprano del problema y de su gravedad. No es lo mismo un trastorno del sueño ocasional, provocado por un hecho concreto, que un insomnio permanente.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas necesitan las mismas horas de sueño. Cada persona puede tener un ritmo biológico diferente que depende de múltiples factores, siendo probablemente el más importante de ellos la edad.

Además, no sólo es importante cuánto dormimos sino también cómo dormimos, es decir, la calidad de nuestro sueño. Es necesario un descanso que combine cantidad y calidad para poder mantener un rendimiento completo durante el día, de lo contrario padeceremos cansancio, pérdidas de concentración...etc.

Hemos preparado la siguiente selección de productos que podrán ayudarte a conciliar y mantener el sueño de una forma natural y así mejorar tu descanso.

HOLOMEGA DESCANSO NOCTURNO
EKOSANA
KALMA
HOLORAM
DORMISOL