Son árboles monoicos de hasta 30 metros, como ramas redondeadas y de hoja perenne. Es el árbol común de cementerios y conventos. Es de porte estrecho y muy alto, elevándose la punta hacia el cielo. Florece a finales del invierno y en un mismo ejemplar se producen flores masculinas y femeninas.

Es un tónico venoso muy potente para tratar las varices y las hemorroides, tanto en su uso externo como en su uso interno. Es también un equilibrador hormonal para problemas con la menopausia.

CIPRES BIO GRANEL
BIO ESSENTIAL CIPRES
PHYTOSTANDARD CIPRES