El otoño, la estación de la vuelta al cole y al trabajo, nos deja menos horas de luz y bajan las temperaturas; para algunos puede ser motivo de decaimiento. Al mismo tiempo, el retorno a las obligaciones conlleva un mayor desgaste físico y mental, por lo que es necesario que la dieta aporte energía suficiente y nutrientes que depuren el organismo de los excesos veraniegos y refuercen las defensas para afrontar la nueva temporada con menos resfriados, gripes e infecciones.

Comer en armonía con la naturaleza es una máxima que se debería seguir para alimentarse mejor y hacer frente a los cambios de estación.

Los alimentos de temporada poseen su propia fuerza y energía vital para aprovechar su máximo potencial nutritivo.

Las frutas de verano contienen mucha agua y ayudan a refrescarse, mientras que los cítricos, más propios de otoño e invierno, destacan por su contenido en Vitamina C, un nutriente que ayuda a prevenir los catarros ya que contribuye a elevar las defensas del organismo que por otro lado en esta época se ven disminuidas. También la Equinácea puede resultar muy eficaz para prevenir los resfriados ya que fortalece el sistema de defensas combatiendo las infecciones leves. Por último, no debemos obviar las excelentes propiedades del Aceite de Orégano, concretamente de la variedad Origanum Minutiflorum, que es de las especies más ricas en carvacrol y timol, dos compuestos que han mostrado ser de gran ayuda en la prevención y tratamiento de catarros además de presentar una importante actividad contra bacterias y virus responsables de las infecciones respiratorias que se pueden dar en esta época del año.

MENÚ OTOÑAL

En sus menús otoñales conviene incluir alimentos energéticos y saludables, locales y de la estación, como las hortalizas de raíz, los frutos secos, las frutas desecadas, las semillas y las legumbres. Hay que recurrir a los alimentos que interioricen la energía, calienten y relajen al organismo. Las sopas y cremas de verduras, así como las frutas asadas, al horno o en compota pueden ser una buena opción. Algunas de las frutas de presencia obligada en esta época otoñal son las granadas, los frutos del bosque, los plátanos, las uvas, las peras y las manzanas.

*Material cedido por Sura Vitasan