Gran parte de los productos alimenticios llevan una cantidad destacada de azúcares refinados: zumos, bebidas carbonatadas, batidos, cereales, pan industrial, caldo de verduras y un largo etc. Según un estudio realizado, el consumo moderado de azúcar, como sería el consumo de tres latas de refrescos azucarados al día por persona se relaciona con una mayor mortalidad y una menor fecundidad.

No es la primera vez que se habla de los daños del azúcar sobre la salud. Sin embargo, hasta ahora los estudios que se habían realizado en animales habían evaluado la ingesta de niveles muy altos de esta sustancia y si impacto sobre el organismo. La novedad es que no hace falta consumir grandes cantidades de azúcares añadidos para que se empiezan a notar daños en la salud.

"Nuestros resultados ofrecen evidencia de que consumir azúcar a niveles actualmente considerados seguros ejerce un impacto espectacular en la salud", explica Wayne Potts, profesor de Biología de la Universidad de Utah (EE.UU) y uno de los autores de esta investigación.

“El trabajo demuestra los efectos adversos del azúcar añadido en niveles relevantes para el humano". Y reconoce que él mimo ha reducido "la ingesta de azúcar refinado y he animado a mi familia a que haga lo mismo". Porque, según explica, los nuevos test han mostrado que una dieta con un 25% de azúcar añadido (un 12,5% de dextrosa, el nombre industrial de la glucosa y un 12,5% de fructosa) es perjudicial para la salud.

Incluso las personas que no llegan a estar obesas y muestran pocas alteraciones metabólicas pueden llegar a tener una menor descendencia, explica el primer autor de este trabajo, James Ruff, doctorado en la Universidad de Utah. “Hemos demostrado que unos niveles de azúcar consumidos habitualmente por la población y que son considerados seguros por las agencias reguladoras, deterioran la salud.

El consumo de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años en Estados Unidad, sobre todo el que procede del jarabe de maíz, utilizado para endulzar bebidas, salsas y otros productos industriales. Aunque en España la ingesta de esta sustancia es mucho menor, en los últimos años su consumo ha aumentado un 20%, según datos de un estudio de la Universidad autónoma de Barcelona. Un dato preocupante para muchos expertos, ya que tanto la obesidad como las enfermedades relacionadas con el sobrepeso están aumentando en nuestro país sobre todo entre la población infantil donde el 26% tiene exceso de peso y un 19% está obeso. De hecho, los pediatras ya advierten de un futuro aumento de la diabetes tipo 2 en los niños.

HOLOFIT
GLUCEMIN
HOLOEXTRACT
VARA DE ORO
HOLOFIT
FENOGRECO