El ayuno intermitente, del que tanto estamos oyendo últimamente, consiste en un sistema de alimentación en el que se alternan períodos de ayuno y alimentación.

El ayuno intermitente no es una dieta en sí misma, aunque puede ser utilizado junto con una restricción calórica para la pérdida de peso.

Beneficios.

1. Favorece la pérdida de peso.

2. Mejora la sensibilidad a la insulina (puede proteger contra la diabetes tipo 2).

3. Disminuye la inflamación.

4. Efecto antienvejecimiento.

Lógicamente todo lo anterior redunda en beneficios en la salud cardiovascular y en protección contra la diabetes tipo 2.

¿Cómo realizarse?

Un método popular es el sistema 16/8 que supone limitar el periodo de alimentación diaria a 8 horas, así si la última comida fue a las 18.00, la siguiente solo podría ser a las 10.00.

Lógicamente, personas con problemas de salud, bajo peso, embarazadas no deberían realizar esta o cualquiera otra practica dietética sin consultar con un profesional.

En definitiva, el ayuno intermitente es una herramienta muy interesante para perder peso y mejorar la salud, aunque no es apto para todos.

HOLOFIT SILIMARINA
BIOTISANA DETOX
LIPOSOMAL MULTIVIT