Se calcula que unos 14 millones de personas en España son hipertensas. Quien tiene este problema sabe lo difícil que es de controlar, pero es un problema tratable.

La presión arterial alta (igual o por encima de 140/90 mmHg) no controlada es un problema de salud muy grave. La Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial estima que hay unos 9,5 millones de hipertensos no controlados apropiadamente. La mala noticia es que la hipertensión puede dañar el corazón, los riñones, el cerebro, los ojos…  La buena noticia es que se puede tratar: al menos un poco. Habrá personas que sigan requiriendo tratamiento farmacológico, pero es importante saber que existen ayudas naturales que pueden formar parte de nuestro arsenal en la lucha contra la hipertensión.

Además de las recomendaciones evidentes de eliminar tabaco y alcohol de nuestros hábitos, es importante practicar deporte regularmente. Primero, para mantener a raya nuestro peso (la obesidad es una de las causas principales de hipertensión), y segundo porque nuestro sistema cardiovascular mejorará con los ejercicios de resistencia aeróbica; eso sí, de intensidad moderada y siempre supervisados por un médico, electrocardiogramas y pruebas de esfuerzo mediante.

Llegada la hora de comenzar la actividad física, debemos proponernos realizar 3 o 4 sesiones semanales de 30-60 minutos de duración cada una. Al principio serán suaves, y gradualmente iremos aumentando la intensidad.

Paralelamente, cuidaremos nuestra alimentación reduciendo al mínimo la sal y el azúcar refinado, eliminando los fritos y limitando las carnes rojas.

Es importante reforzar la alimentación con suplementos nutricionales, sobre todo si son de origen natural y procedentes de un laboratorio de confianza, que ofrezca garantías sobre sus ingredientes y la biodisponibilidad de sus principios activos. Se pueden recomendar:

- Viscum album: es una de las joyas que pone la fitoterapia al alcance de las personas con hipertensión arterial. El Viscum album o muérdago blanco tiene propiedades antihipertensivas. En medicina tradicional, los preparados de muérdago se han empleado con frecuencia como coadyuvantes en el tratamiento de diferentes trastornos cardiovasculares. Al ser una planta semiparásita, en función de la planta donde crezca puede aumentar sus pro- piedades. En este sentido, es interesante el Viscum album recolectado en pinos.

- Extracto de hoja de olivo: un estudio realizado en 2008 demostró que, tomado en dosis de 1.000 mg diarios durante 8 semanas, reducía significativamente tanto los niveles de presión arterial como los niveles de LDL (el llamado “colesterol malo”) en personas con hipertensión.

INTERVAS
HOLOFIT OLIVO
HOLOEXTRACT VISCUM ALBUM