Los trastornos de descanso afectan directamente al sistema nervioso. La falta de sueño y la ansiedad pueden estar estrechamente relacionados.

No descansar lo suficiente afecta gravemente a nuestra salud física y mental. El sueño nos ayuda a eliminar la tensión y estrés, y la falta de este desestabiliza el sistema nervioso, pudiendo causar un estado de ansiedad.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas necesitan las mismas horas de sueño. Cada persona puede tener un ritmo biológico diferente que depende de múltiples factores, siendo probablemente el más importante de ellos la edad.

Además, no sólo es importante cuánto dormimos sino también cómo dormimos, es decir, la calidad de nuestro sueño. Es necesario un descanso que combine cantidad y calidad para poder mantener un rendimiento completo durante el día, de lo contrario padeceremos cansancio, pérdidas de concentración...etc.

Holomega Descanso Nocturno
Ansiofin
Sueñovital