Ir directamente al contenido principal »

Búsqueda en el sitio
Su cesta de la compra está vacía

Bienvenidos a NaturSanix. La web de salud natural.

Oligoelementos

OLIGOELEMENTOS Y CONCEPTO DE OLIGOTERAPIA CATALÍTICA

Los oligoelementos son elementos químicos que están presentes en los organismos vivos en una concentración muy baja.

Tienen dos tipos de funciones en el cuerpo humano:

1.               Una función claramente estructural, es decir, cuando se unen a las moléculas o estructuras moleculares para formar parte de ellas. Por ejemplo: la hemoglobina es un pigmento sanguíneo de cuya estructura molecular forma parte el hierro (Fe), o la tiroxina,  que contiene en su estructura iodo (I), o la vitamina B12 que contiene cobalto (Co).

2.               Una función meramente funcional, en la cual está basada la oligoterapia catalítica. En este caso el oligoelemento se une a una enzima y es imprescindible para que la enzima pueda funcionar. Las enzimas son estructuras proteínicas que forman parte de muchas reacciones bioquímicas del organismo, hacen que dichas reacciones sean más rápidas y eficaces. A este hecho se le llama catalizar una reacción. Para que estas enzimas puedan actuar en la reacción bioquímica, es necesaria la presencia de algún oligoelemento (llamado cofactor), que se une a la enzima para que la reacción química tenga lugar más rápidamente. Digamos de manera informal que los oligoelementos son la “chispa” necesaria para que la reacción tenga lugar. Y éste es precisamente el fundamento de la OLIGOTERAPIA CATALÍTICA. Catalítica, porque dichos oligoelementos hacen que las reacciones bioquímicas tengan lugar de forma más rápida y efectiva de acuerdo a las necesidades del metabolismo corporal. Catalizar una reacción es ayudar a que ésta tenga lugar aumentando su velocidad.

 

¿QUE OCURRE SI HAY CARENCIA DE ALGÚN OLIGOELEMENTO?

La carencia de un oligoelemento en nuestro organismo provocará una deficiencia funcional de las enzimas, las cuales no podrán acelerar las reacciones bioquímicas en las que deben intervenir. Esto dará lugar a un desequilibrio en el metabolismo y como consecuencia a una enfermedad de TIPO FUNCIONAL.

Las enfermedades de tipo funcional son enfermedades precoces que no son fáciles de diagnosticar, corresponden a un mal funcionamiento metabólico y no son detectables mediante analítica, radiología u otras técnicas, y que si continúan su proceso darán lugar a enfermedades patológicamente comprobables. Pero lo que sí producen estas enfermedades funcionales es una serie de sintomatología característica que será la base práctica de este estudio.

 

LA DIÁTESIS

La DIÁTESIS es una condición común que tiene un grupo de personas, que se caracteriza por una tendencia a padecer determinados síntomas, producidos por la carencia o por una mala utilización de un oligoelemento determinado. El suministro de dicho oligoelemento hará remitir este conjunto de síntomas consecuencia de un desequilibrio funcional del metabolismo. Estos síntomas son siempre de tipo funcional, implican también al comportamiento físico (nivel de fatiga), al comportamiento intelectual (memoria, concentración) y al comportamiento psicológico (ansia, angustia, depresión).

Cada DIÁTESIS viene definida por un tipo de comportamiento físico, intelectual y psicológico, así como por una predisposición a ciertas enfermedades. Cada diátesis corresponde a uno de los “CINCO ELEMENTOS” considerados por la Medicina Tradicional China, por lo tanto, cada diátesis corresponde a un órgano u órganos, así como a otra serie de características relacionadas con los cinco elementos.

 

RELACIÓN ENTRE LOS CINCO ELEMENTOS

Los cinco elementos están relacionados entre sí, constituyendo un todo que es nuestro organismo. Por ello unos influyen sobre otros siguiendo dos leyes fundamentales que los relacionan. Estas dos leyes son: ley de generación y ley de dominancia.

Por ejemplo, el elemento MADERA (Mn) influye sobre FUEGO (Mn Co) y es influido a su vez por el elemento AGUA, o el elemento METAL (Mn Cu) influye sobre el elemento AGUA o es influido por el elemento TIERRA (Zn Cu) o (Zn Ni Co), etc.

El elemento MADERA puede influir sobre TIERRA, y a su vez TIERRA sobre AGUA, o AGUA sobre FUEGO, o FUEGO sobre METAL, o METAL sobre MADERA. Todas estas interrelaciones podrán producir cambios de diátesis.

 

EVOLUCIÓN DE LAS DIÁTESIS

Se ha observado que existen 4 DIÁTESIS distintas, las diátesis 1 y 2 son las llamadas diátesis “jóvenes” que corresponden a diátesis de nacimiento donde, desde luego, influye la herencia. La diátesis 1 con el tiempo y por diversas circunstancias puede involucionar hacia la llamada diátesis 3 y la diátesis 2 involucionar hacia la diátesis 4. Decimos involución porque este paso implica un empeoramiento y no una mejoría.

Los síntomas de una determinada DIÁTESIS pueden cambiar progresivamente y pasar a la diátesis anterior. Una persona puede estar en la diátesis 1 y pasar a la 3 y viceversa. Dicho de otra forma, una persona puede tener sintomatología propia de la diátesis 3, y previa toma del oligoelemento correspondiente puede volver a su estado inicial, la diátesis 1. No hay que olvidar que la diátesis 3 es el paso siguiente a la diátesis 1 y que la diátesis 4 es el paso siguiente a la diátesis 2.

Por otro lado es difícil encontrar personas que pertenezcan de forma pura a una DIÁTESIS determinada. Para determinar la diátesis hay que fijarse en la sintomatología predominante y entonces dar el oligoelemento correspondiente a esa diátesis.

A estas 4 diátesis hay que sumar una quinta diátesis llamada SÍNDROME DE DESADAPTACIÓN, que puede coexistir con cualquiera de las 4 diátesis anteriores. Es decir, se puede tratar la diátesis correspondiente más el tratamiento que corresponde a la diátesis de desadaptación.

Las DIÁTESIS no son un estado inmutable para toda la vida. Sólo el plano genético es para siempre. En cuanto a las diátesis todo puede cambiar, incluso puede haber un cambio de la diátesis 1 a la 2 o de la diátesis 1 ó 2 a la 3 o de la 3 a la 4, dependiendo de las agresiones externas, estrés, intoxicaciones, alimentación equivocada o medicamentos. Serán por tanto, procesos involutivos (no evolutivos), pues se trata de un “envejecimiento”. Dicho con más detalle: el paso de la diátesis 1 a la 2 se puede producir como consecuencia de una infección vírica o microbiana, el paso de la diátesis 1 ó 2 a la 3 se puede producir por un estilo de vida desordenado y caracterizado por excesos alimentarios o sexuales. También se podría producir el paso de la diátesis 3 a la 4 por estrés o sobrecarga psicofísica o por abusos de psicofármacos.

A pesar de todo, las involuciones más normales como ya hemos dicho antes, son de la diátesis 1 a la 3 y de la 2 a la 4. Desde luego, la toma de la oligoterapia correspondiente puede hacer que todos estos procesos sean inversos y siempre, por tanto, debemos tratar los síntomas predominantes y observar los resultados. Si vemos un cambio, entonces trataremos la DIÁTESIS en la que el individuo se encuentre en ese momento. Se deberá por tanto adecuar el tratamiento según la evolución o involución del paciente. Los tratamientos para cada situación no deberían prolongarse más de 2 ó 3 meses.

MODO DE EMPLEO DE LA OLIGOTERAPIA:

Las dosis son siempre bajas y la dilución del oligoelemento en el preparado es mínima. Hay que tener en cuenta que ésta es una terapia de tipo funcional, con una acción catalítica, por lo que importa el aspecto cualitativo y no el cuantitativo.

Siempre se intentará dar el oligoelemento de la diátesis cuyos síntomas sean predominantes sobre los de otra diátesis. Cuando haya un equilibrio en cuanto a la sintomatología de dos diátesis, podemos dar ambos oligoelementos, alternándolos durante la semana.

Tomar 2 ml, una vez al día. Mantener el líquido alrededor de un minuto en la boca a fin de favorecer la absorción perlingual. De esta forma el principio catalítico penetra en el torrente sanguíneo rápidamente. Conforme va ocurriendo una mejoría deben ir espaciándose más las tomas. Es conveniente que sean administrados por la mañana en ayunas. Las dosis para los niños son exactamente las mismas.

Excepciones: Hay algunas excepciones en cuanto a la dosificación que describimos a continuación:

•       Mn: 2 ml, 2 veces a la semana aunque puede variar la frecuencia (a veces este oligoelemento puede producir una reactivación de los síntomas en caso de alergias). En este caso, suspender el tratamiento durante 10 días y volver a comenzar.

•       Mn-Cu: 2 ml, todos los días o días alternos.

•       Cu: 2 ml, de 1 a 3 veces al día.

 

Artículos relacionados:

- Oligoterapia catalítica y salud

Artículos 1 a 4 de 15 totales
Ver como: Lista Cuadricula
Configurar sentido ascendente
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  1. Oligogluco Znic - Cobre

    Oligogluco Znic - Cobre(Zn-Cu)

    € 9,33

    Para desequilibrios hormonales y disfunciones sexuales. Saber más
  2. Oligogluco zinc

  3. Oligogluco yodo

    Oligogluco yodo (I)

    € 9,33

    Para hipertiroidismo e hipotiroidismo. Obesidad, hipertensión, dismenorreas. Saber más
  4. Oligogluco Selenio

    Oligogluco Selenio (Se)

    € 9,33

    Antioxidante, antienvejecimiento y antidegenerativo neuronal. Saber más
Artículos 1 a 4 de 15 totales
Ver como: Lista Cuadricula
Configurar sentido ascendente
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
 
Esta web usa cookies para almacenar información en su ordenador. Usar la web supone que acepta los términos de nuestra Política de Privacidad. Más información aquí.
x